Novedades en Klüber Lubrication Ibérica

Minimizar el riesgo de contaminación MOSH/MOAH por lubricantes

09. Mayo 2018

Minimizar el riesgo de contaminación MOSH/MOAH por lubricantes

Klüber Lubrication expone en FoodTech Barcelona 2018 en el pabellón 4, stand D 414

Los requisitos actuales de la UE para reforzar los controles y monitorizar la entrada de hidrocarburos de aceites minerales en los alimentos y en materiales y artículos destinados a entrar en contacto con estos, están causando una considerable incertidumbre entre los fabricantes de alimentos. Como experto en tribología, Klüber Lubrication ha abordado este problema hace tiempo, desarrollando numerosos lubricantes especiales que se ajustan a los más estrictos estándares higiénicos vigentes, conforme a las recomendaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

 

Lubricantes de altas prestaciones en la industria alimentaria

Una forma en la que los aceites minerales pueden penetrar en la cadena alimentaria es el proceso de producción y los medios auxiliares empleados, incluyendo los lubricantes elegidos para la elaboración y el envasado de alimentos. Los lubricantes para los casos de contacto accidental con alimentos pueden basarse en aceites sin alcano, como el de silicona o PFPE, o en hidrocarburos sintéticos o no sintéticos. Todos los aceites blancos no sintéticos que Klüber Lubrication utiliza para los productos NSF-H1 están altamente purificados, y por tanto, prácticamente libres de compuestos aromáticos.

«Una de las ventajas de nuestros innovadores lubricantes de altas prestaciones es el hecho de que cantidades muy pequeñas son suficientes para lograr el efecto de lubricación deseado, y nuestros especialistas en tribología siempre se afanan en reducir aún más la cantidad de lubricante necesaria», afirma Paolo Spolaore, Global Market Manager para la Industria Alimentaria en Klüber Lubrication. «Porque incluso con los más estrictos estándares higiénicos no es posible descartar la contaminación o contaminación cruzada con estas sustancias durante la producción, el transporte y el almacenamiento, debido a fugas, vapores, pérdida por evaporación o ventilación. Además, los servicios de alta calidad, como nuestros análisis periódicos de los lubricantes, pueden contribuir a identificar o eliminar el riesgo de contaminación en una fase temprana».

 

Normativa y valores límite

Los lubricantes H1 de Klüber Lubrication cumplen con la norma 21 CFR § 178.3570 emitida por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos. Lo que significa que están diseñados para el contacto incidental fortuito con alimentos. La cantidad utilizada debe ser la mínima necesaria para lograr el efecto técnico deseado, y ningún producto que no sea H1 debe usarse en y alrededor del área de procesamiento de alimentos. El uso correcto de los lubricantes H1 normalmente impide cualquier contacto con los alimentos. En caso de contacto inevitable, la cantidad de lubricante presente en los alimentos no debe exceder 1 ppm para aceites de silicona y 10 ppm para todos los demás aceites de base.

Debido a la complejidad a la hora de determinar la presencia de MOH en los alimentos, en estos momentos no existen en Europa análisis estandarizados ni ningún límite legal para MOH. El Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania (BMEL) está preparando unas restricciones legales para la migración a través de los envases, y se están debatiendo unos valores de máx. 2 mg de MOSH/kg de alimento y 0,5 mg de MOAH/kg de alimento. Los métodos analíticos para la determinación de MOH mejoran continuamente, por lo que el límite de detección está disminuyendo. Normalmente estos análisis se efectúan mediante una cromatografía acoplada en línea (HPLC-GC/FID). Los límites de detección dependen en gran medida del tipo de muestra y de la distribución de MOH en la misma. Por ejemplo, en muestras con un elevado contenido en aceite, la detección se limita a aprox. 5 mg de MOH/kg de alimento, mientras que en muestras secas se puede detectar entre 0,1 y 0,5 mg/kg.

 

En caso de duda, consulte a nuestros expertos

La cartera de lubricantes H1 de Klüber Lubrication produce contaminaciones MOSH/MOAH por debajo de los límites de BMEL, incluso en contacto directo con alimentos, y 10 ppm de lubricante en los alimentos (que es el límite fijado por la FDA). Además, Klüber Lubrication está desempeñando un papel activo en el EHEDG (Grupo Europeo de Ingeniería y Diseño de Higiene), ayudando a sus clientes a reducir el riesgo de todo tipo de contaminaciones alimentarias por lubricantes en general, ya sea a base de hidrocarburos o no, así como por partículas de desgaste. El equipo de expertos globales en la industria alimentaria de Klüber Lubrication ha diseñado un paquete integral de servicios para ayudar a los clientes en este trance, desde el análisis tribológico hasta la evaluación de riesgos, desde la supervisión de lubricantes hasta la capacitación.