Novedades en Klüber Lubrication Ibérica

Eficiencia energética para ahorro de costes

26. Marzo 2018

Eficiencia energética para ahorro de costes

Unimos nuestras fuerzas con expertos en tribología para explotar al máximo los ahorros potenciales

La eficiencia energética es una cuestión fundamental en la industria química, no solo porque el aumento de los gastos de energía constituye un importante motor de costes. Además, un consumo de energía elevado muestra un efecto adverso en el equilibrio medioambiental de una empresa. No obstante, a menudo, los proyectos de eficiencia energética implican inversiones de capital elevadas. KlüberEnergy Services ofrecen un enfoque sistematizado para identificar y poner en marcha potenciales de optimización. En un proyecto piloto, lograron que una empresa química alcanzara un plazo de amortización de apenas dos años.

 

Los proyectos de eficiencia energética suelen implicar un desembolso importante para las empresas, con lo que los ahorros prometidos son vistos con otros ojos. Una de las ventajas de los proyectos de KlüberEnergy es que los gastos de energía pueden ahorrarse de forma verificable a cambio de un desembolso relativamente pequeño. La contribución de la empresa química se limita principalmente a unas pocas horas laborables para tratar los proyectos, ayudar con las mediciones y realizar el desembolso requerido para el cambio de lubricante. Klüber Lubrication colabora con la compañía química para desarrollar una solución adaptada a cada necesidad, lo que no se limita a simples recomendaciones sobre lubricantes. Esto se debe a que, si bien se pueden lograr rápidamente éxitos significativos cuando se cambia un lubricante con base de aceite mineral por otro sintético, aún queda mucho hasta agotar todos los potenciales disponibles.

 

A partir de octubre de 2017, la aplicación de ISO 50003 impone normas de auditoría más estrictas.

 

Para muchas empresas, certificar su sistema de gestión energética conforme a ISO 50001 desempeña un papel fundamental. Con la nueva versión de ISO 50003, que entrará en vigor en octubre de 2017, se producirán algunos cambios importantes para las empresas con un sistema certificado de gestión energética. Según la nueva norma, en el futuro, los auditores deberán documentar toda desviación relevante cuando se certifica de nuevo una empresa, a menos que haya un proyecto en curso para mejorar la eficiencia energética, en el que los ahorros se hayan cuantificado de conformidad con las normas internacionales. Precisamente con este fin KlüberEnergy ofrece un enfoque de soluciones sistematizado.

 

Un proyecto de KlüberEnergy implica identificar con profesionalidad los ahorros potenciales de los sistemas tribológicos, medir el consumo de energía antes y después de introducir la solución, analizar con profesionalidad los datos recogidos y trasladar los resultados de las mediciones a declaraciones específicas sobre los ahorros financieros logrados. Tomando como base un análisis del sistema tribológico en cuestión, se selecciona un lubricante de alto rendimiento, el cual se utilizará para obtener un efecto óptimo tras la medición inicial. A continuación, se realizará la segunda medición y el componente se analizará de manera integral. En función de su condición, puede que también sea preciso realizar un procedimiento de limpieza. Con este fin, Klüber Lubrication ha desarrollado un producto especializado que elimina del componente residuos de productos de aceite mineral acumulados durante décadas.

 

Un proyecto piloto revela un potencial abundante

Un proveedor de la industria química que opera en todo el mundo realizó un pedido a Klüber Lubrication para identificar en su planta posibles potenciales de ahorro energético. Como proyecto piloto, tras varias reuniones con el equipo de energía y con el personal de mantenimiento de esta compañía química, se eligió la unidad de engranaje de un mezclador-agitador de un reactor de polímero. En primer lugar, el aceite mineral utilizado con anterioridad para lubricar la unidad de engranaje fue reemplazado por un lubricante especial sintético. Antes de llenarse con aceite de gran rendimiento, la unidad de engranaje se limpió con el citado producto especial.

 

Una medición del consumo de energía reveló que el rendimiento superior del lubricante desarrollado específicamente para unidades de engranaje aumentó considerablemente los niveles de eficiencia, lo que se tradujo en un plazo de amortización de unos dos años. De hecho, a menudo, se logran periodos de amortización inferiores a un año, dependiendo de la situación operativa de cada línea, así como una reducción importante de las emisiones de CO2. Otra ventaja es que se amplían considerablemente los intervalos para el cambio del aceite de las unidades de engranaje. Este proyecto piloto, aplicado en una sola unidad, ha obtenido ya un ahorro anual de 3000 euros, gracias sobre todo a ahorros de energía y a menores costes de mantenimiento. En cuanto a las líneas de producción de gran tamaño, el número de unidades que se pueden cambiar por aceites para engranajes sintéticos de alto rendimiento es muy elevado, lo que a su vez se traduce en importantes ahorros potenciales.