Novedades en Klüber Lubrication México

Aceite para Cadenas con Altas Cargas y Temperaturas VARILUB OIL 320 G

12. Octubre 2017

Aceite para Cadenas con Altas Cargas y Temperaturas VARILUB OIL 320 G

Nuestro aceite extiende largos periodos de re lubricación hasta 7 veces más que nuestros competidores.

Las cadenas de transmisión son la mejor opción para aplicaciones donde se quiera transmitir grandes pares de fuerza y donde los ejes de transmisión se muevan en un rango de velocidades de giro entre medias y bajas. En la industria del Acero tenemos diferentes tipos de cadenas, siendo las de Rodillos las de mayor aplicación, en transportadores de chatarra, laminadores, colada continua, mesas intermedias, mesas de enfriamiento, etc… En donde nos enfrentamos a contaminación por agua, polvo, polvo de acero, temperaturas mayores a 150°C, altas cargas, velocidades medias y bajas, etc… Por esto mismo Klüber Lubricación Mexicana ha desarrollado un lubricante especial VARILUB OIL 320 G para cadenas que estén sometidas a estas condiciones de trabajo. Hemos realizando pruebas de campo en Cadenas de Mesa Intermedia de la Colada Continua, en donde pudimos extender hasta 7 veces el tiempo de re lubricación dando ahorros en consumo de lubricante y reducción de operación de los lubricadores, las cadenas dejaron de indicar daños y lo mejor, no se tuvo que parar la producción por rotura de cadenas. VARILUB OIL 320 G es un aceite sintético especial para cadenas sometidas a altas cargas térmicas, con el que se consigue una lubricación segura incluso a cargas y temperaturas elevadas. Los aceites VARILUB OIL 320 G presentan bajas pérdidas por evaporación a temperaturas elevadas, ofrecen además alta protección contra el agarrotamiento, el desgaste y muy resistente al envejecimiento y a la oxidación. - Bajo consumo con re-lubricación continua a elevadas temperaturas debido a la baja pérdida por evaporación del aceite éster. - La baja formación y buena disolución de los residuos contribuyen a economizar costes de mantenimiento. - La buena protección contra el desgaste incluso a temperaturas elevadas contribuye a alcanzar la duración de servicio prevista de la cadena y a reducir los gastos de recambios y de mano de obra. - Buena humectación y adherencia, ninguna contaminación, y buen abastecimiento de los puntos de fricción.