Novedades en Klüber Lubrication Argentina

Nueva espuma lubricante para la industria alimenticia

29. Noviembre 2013

Nueva espuma lubricante para la industria alimenticia

Lubricante especial que combina las ventajas del aceite y de la espuma.

Una aplicación óptima de lubricante sin exceso de lubricación y sin goteo es lo que buscan muchos sectores, especialmente en ámbitos sensibles como la transformación de alimentos. Con Klüberfoam, recientemente desarrollada, el especialista en lubricantes Klüber Lubrication ha logrado encontrar una solución práctica a este problema. Klüberfoam es un lubricante especial e innovador que combina las excelentes propiedades de lubricación de un aceite lubricante sintético con las extraordinarias propiedades de aplicación de una espuma.

Klueberfoam

El mejor de dos tecnologías

«Tanto los aceites sintéticos como las espumas tienen sus ventajas», explica Jesús Díaz, Gerente de Mercado de la Industria Alimentaria de Klüber Lubrication. «Reunir estas ventajas en un único producto ofrece importantes beneficios a la industria alimentaria». Los aceites sintéticos siguen siendo indispensables en este sector. Entre sus ventajas se incluyen excelentes propiedades de lubricación, su efecto capilar y de penetración así como su adherencia en el punto lubricado. Las espumas presentan unas propiedades de aplicación especiales, pues la excelente adherencia de la espuma evita el goteo en el punto lubricado. El aceite que contiene la espuma se dosifica lentamente en el punto de fricción. Los puntos ya lubricados se reconocen claramente gracias al color blanco de la espuma.

Dosificación óptima

La nueva espuma garantiza que el lubricante se mantiene en el punto deseado sin gotear, a la vez que se evita un exceso de lubricación. El aceite se dosifica gradualmente gracias a la lenta disolución de la espuma y a su «conversión» de nuevo en aceite. Gracias al efecto capilar, se utiliza únicamente la cantidad de aceite que realmente se necesita, mientras que el aceite restante se mantiene como espuma.

«El beneficio práctico de este nuevo producto se manifiesta, por ejemplo, en el mantenimiento de cadenas de difícil acceso», afirma Jesús Díaz. «Estas cadenas se lubrican a menudo por encima de la cabeza, por lo que el aceite se rocía hacia arriba y resulta prácticamente imposible evitar el goteo. Además, cuando la cadena rota, no puede verse dónde se ha aplicado ya el aceite lubricante. Nuestra nueva espuma lubricante resuelve estos problemas».

La nueva espuma lubricante es el resultado de una eficiente gestión de innovación de Klüber Lubrication que reúne las ideas de los usuarios y empleados de todo el mundo, comprueba su viabilidad y las pone en práctica.