Noticias

Minimizar el riesgo de contaminación por MOSH y MOAH de los lubricantes es posible - con el socio adecuado.

25. Octubre 2017

Minimizar el riesgo de contaminación por MOSH y MOAH de los lubricantes es posible - con el socio adecuado.

Klüber Lubrication ha diseñado un paquete de servicios para ayudar a sus clientes en este tema, desde análisis tribológico y valoración del riesgo hasta control de lubricantes y capacitación.

Una forma en la que los aceites minerales pueden penetrar en la cadena alimentaria es en el proceso de producción y los medios auxiliares empleados en dicho proceso, incluyendo los lubricantes utilizados en los procesos de producción y envasado de alimentos. Los restos de aceites minerales, como los compuestos químicos MOSH (Hidrocarburos Saturados de Aceites Minerales) y MOAH (Hidrocarburos Aromáticos de Aceites Minerales), no deben llegar al cuerpo humano, ni siquiera en mínimas cantidades; no sólo se acumulan en los tejidos y pueden causar efectos nocivos en el hígado, sino que también poseen un efecto cancerígeno que no se puede descartar. Por eso la Unión Europea solicita unos controles más estrictos en la supervisión de los hidrocarburos de aceite mineral en los alimentos y en los materiales y artículos destinados a entrar en contacto con los alimentos.

Esta solicitud actualmente está provocando una considerable incertidumbre entre los fabricantes de alimentos, dado que los informes sobre hallazgos de MOSH / MOAH pueden afectarles negativamente en forma de costosas revocaciones y daños a la reputación de la empresa.

Como experto en tribología, Klüber Lubrication ha abordado este problema hace tiempo y se ajusta a los más estrictos estándares higiénicos vigentes, conforme a las recomendaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

El equipo global de expertos para la industria alimentaria de Klüber Lubrication ha diseñado un paquete integral de servicios para ayudar a los clientes en este ámbito, desde el análisis tribológico hasta la evaluación de riesgos, desde la supervisión de lubricantes hasta la capacitación del personal.

"Una de las ventajas de nuestra metodología comprobada es el hecho de que unas cantidades muy pequeñas de lubricantes sean suficientes para lograr el efecto lubricante deseado, pero esto solo se aplica si la selección del lubricante es la correcta y si las actividades de lubricación se realizan de la mejor manera posible", comenta Paolo Spolaore, Responsable de Mercado para la Industria Alimentaria en Klüber Lubrication. "Porque incluso con los más estrictos estándares higiénicos no es posible descartar la contaminación o contaminación cruzada con estas sustancias durante la producción, el transporte y el almacenamiento, debido a fugas, vapores, pérdida por evaporación o ventilación. Además, los servicios de alta calidad, como los análisis periódicos de supervisión del estado, pueden contribuir a identificar o eliminar el riesgo de contaminación en una fase temprana".

Debido a la complejidad a la hora de determinar la presencia de MOH en los alimentos, en estos momentos no existe en Europa ningún análisis estandarizado ni ningún límite legal para MOH. El Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania (Bundesministerium für Ernährung und Landwirtschaft, BMEL) está preparando unas restricciones legales para la migración a través de los envases, y se están debatiendo unos valores  máximos de 2 mg de MOSH/kg de alimento y 0,5 mg de MOAH/kg de alimento.

Normalmente estos análisis se efectúan mediante una cromatografía acoplada en línea (HPLC-GC/FID). Los límites de detección dependen en gran medida de la distribución de MOH y del tipo de muestra. Por ejemplo, en muestras con un elevado contenido en aceite, la detección se limita a aprox. 5 mg de MOH/kg de alimento, mientras que en muestras secas se puede observar entre 0,1 y 0,5 mg/kg.

"Al asociarse con Klüber Lubrication, la situación se ve mejorada gracias a su relación global con fabricantes de equipos originales, los productores de alimentos consiguen garantizar una lubricación de última generación, supervisar todas las actividades, formar a su personal y por último, pero no menos importante, aumentar la eficiencia de producción y reducir los costes".

Contactos
Klüber Lubrication GmbH Ibérica S. en C
Carretera C-17, KM 15,5
08150 Parets del Valles
Tel.: +34 902 435 500
Fax: +34 93 573 07 54